La falta de hidratación en invierno. ¿Cómo no sentir frío?

La falta de hidratación en invierno. ¿Cómo no sentir frío?

La falta de Hidratación también se da en invierno.

Hay veces en las que disminuye la atención que dedicamos a las señales de nuestro cuerpo. Esto puede propiciar descuidar la hidratación, independientemente de la época del año. Hemos compartido algunos consejos para evitar estas situaciones. Hoy añadiremos algún consejo más, centrado en cómo evitar la deshidratación en invierno.

La falta de hidratación es más fácil de percibir en un ambiente caluroso que cuando azota el invierno. ¿Te has preguntado por qué?

Mucha gente, cuando piensa en beber agua durante el invierno siente una sensación contraria a lo que realmente ocurre. Mantener el nivel de líquidos en el cuerpo nos ayuda a regular nuestra temperatura corporal. Sin embargo, hay personas que experimentan el estímulo opuesto cuando piensa en beber agua durante el invierno.

¿Por qué ciertas personas tienen una sensación de frío cuando piensan en beber agua durante la época invernal?

¿Es cuestión de prejuicios ó son las circunstancias en las que se desenvuelven las que producen esa sensación?

 

El agua y el frío no han de ir de la mano.

Pensemos en las situaciones en las que las personas sentimos sed y sin embargo el sentimiento de frío no es prioritario… ¿Qué es lo que nos viene a la cabeza? ¿La última vez que sentíamos verdadera sed porque sudábamos haciendo deporte? Probablemente.

Hidratación en Invierno

La vida sedentaria, la disminución de nuestra actividad física durante el invierno y la alteración de nuestro ritmo biológico unida a la caída de las temperaturas puede provocar que nuestro cuerpo se contraiga. Cuando nuestro estado energético es de reposo o más aún, cuando experimenta una contracción, hacemos poco favor a nuestro organismo al ingerir líquidos a una temperatura inferior a la del cuerpo. Con el agua igual.

Nuestra sociedad está acostumbrada a ingerir el agua más bien fría. Las razones para esto, ya las mencionábamos en otro artículo y las rememoramos porque aún hay mucha gente que no ha asimilado el mensaje. Para que quede claramente reflejado, vamos a hacerlo en términos de comparativa con el vino, pero antes debes responder correctamente a esta prueba:

¿Cómo saber si un vino es bueno/malo?

A) Cuando lo puedes beber a temperatura ambiente.

B) Cuando está envasado en botella de cristal.

C) Cuando es caro.

 

La respuesta correcta es la A).

Es cultura popular que el mal vino deba servirse frío y en vaso de canto ancho. De ahí el diseño del antiguo vaso de txikitero. Si además está acompañado de un queso de sabor potente, esto también ayuda.

Con el agua ocurre algo semejante. El agua realmente buena, no solo es posible beberla a temperatura ambiente, también caliente. Quienes han tenido la ocasión de visitar el manantial de Alzola y probar en su surgencia, a 28ºC las aguas que aquí afloran, reconocen este hecho. Al igual que se hace con el Agua Mineral Natural de Alzola Basque Water cuando se siguen las indicaciones de la Receta Médica Histórica del Balneario de Alzola, recomendamos beber el agua a temperatura lo más cercana a la temperatura de nuestro cuerpo.

Mea Claro y Ríete del Boticario y asegura la hidratación en invierno como en verano

Ahora, retomemos la reflexión previa a esta comparativa. Pensemos cómo mejorar nuestra hidratación en invierno. ¿Qué hace que las personas optemos por la costumbre de ingerir agua fría, en lugar de atemperada o caliente, como recomienda también la cultura china para activar el Chi o la energía vital?

La costumbre de beber agua directamente del grifo contaminada por el cloro, las trazas metálicas de las tuberías por las que transcurre y otros agentes propios del agua de red, ha propiciado que durante años, la mayoría de nosotros hayamos adquirido la costumbre de ingerir el agua más bien fría. Principalmente para evitar el sabor inducido por agentes químicos. Además, con el tiempo, la ingesta habitual de cloro puede dañar nuestras papilas gustativas. Esto ha generado alusiones equivocadas que se han generalizado en la mente de las personas, tales como la famosa y errónea percepción de que “el agua no tiene sabor.” Así, poco a poco, la persona de va desnaturalizando, perdiendo las capacidades cognitivas.

Hay personas que aseguran que no pueden beber agua caliente. Ciertamente, hacerlo directamente del grifo puede resultar algo indeseable. Pero cuando estas personas prueban esta práctica con Alzola Basque Water, experimentan un cambio en su percepción que nunca hubieran imaginado.

De aquí, han derivado percepciones que dan título a artículos como “Las personas que consumen Agua Mineral Natural para ingesta, beben más agua que las que consumen agua de grifo“. Esto ha quedado patente en personas cercanas al manantial que han experimentado esta vivencia personalmente.

Así pues, deseamos que la correcta hidratación durante esta época invernal pueda ayudarte a sobrellevar el frío con tus defensas a tope.

Recuerda que el deporte nos ayuda a mantenernos saludables y a mantener vivos los estímulos que el cuerpo genera, entre ellos, los que provocan la necesidad de beber.

En invierno también, practica deporte y bebe Alzola Basque Water.

Alzola Basque Water

Agua Mineral Natural declarada de utilidad pública en 1843 que aflora en el manantial de Alzola, a 29ºC y con la composicion más equilibrada y con beneficios para tu salud

Esta página utiliza cookies: ver política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar